el vecino espadachín

temprano, seis treinta, escuché quejidos de cansancio. me había dormido hacía poco. eran quejidos enérgicos de su práctica. el sol sale antes de las seis durante el verano shanghainés y de seguro él ya estaba en la callejuela agitando el acero sin cuidado durante el crepúsculo

el guardia de la vecindad le preguntaba cosas, patidifuso, mientras el vecino espadachín corta el aire con movimientos erráticos. era ya tiempo de mi trote matutino, saludé sonriendo a todos en el camino, como cada día

escrito originalmente el sábado 3 de febrero del 2018 luego de volver del trote veraniego

lunes 6 de Julio del 2020

,